top of page
RE BROT logos ilus-10.png
  • Foto del escritorMaría Eugenia Aldinucci

Sostenibilidad, eventos: 70&80M

Primavera Sound

Back Stage Sostenibilidad.

 

Entre 70 y 80 mil personas.

Se les ofrece servicio variado de alimentos, barras de tragos, litros y litros de cerveza, shows de artistas músicos que más allá de gustos cada uno sube a expresar su arte en pos del entretenimiento.


Además encontras actividades varias, gente maquillando, puestos de innovación en sostenibilidad, posibilidades de cargas móviles, radio en vivo, inflables exóticos, venta de productos… En fin , una cantidad abrumadora de estímulos.


Aún me parece irreal, 70 y 80 mil personas. Desde producciones, seguridad, circulaciones, ambulancias, enfermería, sostenibilidad, infraestructuras, servicios wc, gráficas, sonidos, ilustraciones, mantenimiento, fotografía, redes sociales, ingeniería, montaje y desmontaje…


Es fácil criticar. Lo que no me parece fácil es brindar tanto a tantos, durante tantos días, con tanta energía, trabajo y dedicación.

He tenido la oportunidad de estar del lado del backstage trabajando en el departamento de sostenibilidad como monitora medioambiental. Y aunque hace muchos años existe este departamento (exactamente 10) al realizarme la propuesta me sorprendió que un recital que tiene tanto para trabajar esté preocupado por cómo se hace la separación de residuos de los restaurantes, foodtruks y barras y mantener la limpieza durante y después del concierto.



Siempre fui usuaria, del otro lado, disfrutando de la música, del baile y de la gran oferta de distracciones sensoriales, pero esta vez me encontré realizando largas y agotadoras jornadas junto a un equipo fantástico para asegurarnos de que los residuos estén bien gestionados.


70 y 80 mil. Seguramente haya recitales con más personas y participantes pero 70 y 80 mil me parece impresionante.

Muchos que me conocen y accedan a este post sabrán que mi ojo crítico en gestión y residuos es muy puntilloso. Aunque también tengo la experiencia de haber trabajado en restaurantes y barras con tiempos límites, sirviendo a muchas personas y con mucho cansancio, lo cual me permite empatizar en su labor. Entonces entiendo lo que es estar del otro lado. Asi todo, he tenido la gran sorpresa de toparme con una increíble predisposición y alegría para intentar hacer la separación de los residuos de la mejor forma posible, al menos en el sector que me fue asignado. Si bien con inconvenientes y algunos altibajos, en mi opinión ha sido muy favorable el resultado.


Desde el punto de vista medioambiental hay para mejorar porque el residuo excesivo sigue estando y aún hay cosas que creo insólitas (como la venta de agua) pero también hay muchas cosas que han resultado en cambios muy positivos como tener vasos retornables. Ya no veo un mar de vasos en el suelo luego de cada banda, ni botes de basura inundados de ellos. Sino que ahora el vaso se paga y se conserva.

Los vehículos para la movilidad interna del recital son eléctricos: monopatines, bicicletas, bugies… Los baños optimizan el uso del agua, ahorrando varios litros en cada uso y hay escenarios que se alimentan con energía 100% renovable.

La tarea que veo difícil es la de educar al usuario y explicarle como reducir y separar los residuos pero por suerte hay varias iniciativas que pueden dar el ejemplo y fomentar estas prácticas.


Claro que como ya dije, mi ojo puntilloso no deja de querer crear nuevas estrategias para enfocarnos aún más en un método de reducción y no de separación, aunque aveces un poco utópicas, creo que es posible.

Diseñar barras que contemplen la separación de sus residuos, para facilitar y agilizar el trabajo me parece una iniciativa que urge. No solo por el bienestar y comodidad laboral, agilizando procesos sino también para poder dimensionar y reciclar con criterio.

Reducir la huella de carbono recital a recital creando con los mismos residuos algún producto ya sea para el uso interno como externo del recital. Venta de los productos brandeados de Primavera Sound con valores y fundamentos ecológicos. Que los productos de imagen del recital tengan contemplada la sostenibilidad (como por ejemplo el inflable…) y muchas, muchas otras de las miles de ideas que cruzan por mi cabeza, que como dije anteriormente aveces podrían resultar un poco utópicas pero no por ello inrealizables.

¿ O acaso un recital para 70 y 80 mil personas era un proyecto factible años atrás?


Veo más responsabilidad medioambiental en el desarrollo y producción de un recital que en cada uno de los usuarios y participantes que van dejando su basura como si fuera tarea de alguien más gestionarla. A mi parecer falta compromiso individual para lograr mejoras, si los usuarios pudieran ser conscientes de ello, podrían exigirle a la organización aún más. Pero mientras sigamos actuando como si la responsabilidad de nuestros actos le correspondiera a otro, los cambios siempre van a ir lento.

 

Equipo de trabajo del departamento de Sostenibilidad en el Primavera Sound. Gracias.

 

Enfocándome en otro aspecto totalmente diferente, quedo abrumada por la cantidad de gente que transita en estos días pero me alegra ver cómo tanta diversidad puede compartir la pasión de una misma canción. Si podemos abrazarnos más allá de las diferentes estéticas, elecciones, gustos y preferencias , unidos por la pasión de la música qué nos detiene a aceptarnos fuera de este contexto. Por ahí deberíamos dejar la rigidéz de la estructura y la rutina para encontrar esa flexibilidad en nuestro día a día.

Puestos de comida creando micro comunidades, compartiendo comida entre ellos y ayudándose los unos con los otros en momentos de caos. Aunque solo vayan a verse por 6 dias. Hermoso.


70 y 80 mil . De fiesta en un mismo lugar.

Seguramente haya mucho por mejorar, pero estoy segura que es un trabajo que se realizará y no depende solo de la organización del Primavera Sound, depende también de todos aquellos que vienen a participar y estallar por medio de la música de felicidad.


70&80M

Gracias.


Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page