top of page
RE BROT logos ilus-10.png
  • Foto del escritorMaría Eugenia Aldinucci

Sostenibilidad Turística: Viaje en bici.

En la búsqueda de alternativas sostenibles surge un viaje en bicicleta.

 

En el momento en que nos ponemos a cuestionar todas nuestras acciones y los impactos que tienen en el medio en el que habitamos, surgen nuevas alternativas y posibilidades. La mente se expande para presentar diferentes soluciones a un mismo deseo y junto a ello un sin fin de aventuras.


En esta ocasión la intención de este escrito no es únicamente para reflexionar sobre nuestros impactos medioambientales, sino además para incentivar a más personas a aventurarse en nuevas formas y estilos de viaje.


"Que nadie te diga que sola no podes”

Me gustaría empezar por esta frase ya que en más de una ocasión, al momento de estar organizando mi viaje, varias personas me transmitieron sus miedos, incógnitas e inseguridades. Sobre todo siendo mujer suelen recordar los peligros que podrían existir y las situaciones de riesgo a las cuales uno se expone.



Está claro que los riesgos existen y que lamentablemente aún vivimos en un mundo donde a la mujer no se la respeta y se la considera más débil, pero no dejes que los miedos externos se convierten en propios. Eso sí, ten en mente que tendrás que resolver un sin fin de imprevistos como resuelves en la vida diaria, solo que esta vez estarás en nuevos contextos y sin red de contención familiar, pero eso solo lo hace más interesante y abre las puertas a generar nuevos vínculos y experiencias.


Mi primera recomendación es que dejes márgenes para la espontaneidad e imprevistos.

Cuando organices el viaje hazlo con tiempos para las distracciones, las alteraciones de rutas y distensión de los tiempos. Empezar con una mente abierta te permitirá vivir al máximo esta experiencia.


Rutinas e impacto medioambiental

Es más que notorio que viajar en bicicleta es uno de los medios menos contaminantes ya que no se requiere de ningún tipo de combustibles o energía eléctrica para trasladarse.

Tú eres el motor que creará el camino y tu combustible, el alimento. Con este estilo de viaje, tampoco sometes a ningún animal (como podría ser un caballo) para que te transporte a ti y tu equipaje, lo que lo hace aún más noble.


En mi caso al iniciar y cerrar el viaje utilicé otros medios de transportes: llevando mi bicicleta desde Vimbodí i Poblet en tren hasta Barcelona y en un bus de la compañía Alsa hasta Lisboa, Portugal (donde inicié la ruta) y volviendo en bus desde Algeciras, España hasta Tarragona y nuevamente tomando el tren hasta el pueblo.


Si bien esta fue la forma que elegí para iniciar y terminar mi ruta, un viaje en bicicleta es una experiencia muy personal y como en todo, no existe una sola forma de organizarse sino la misma cantidad de personas que habitan en esta tierra.

.

 

BICICLETA

Es cierto que el tipo, modelo y prestaciones de la bicicleta son muy importantes PERO, y es un pero en mayúsculas, que nadie te diga que con tú bici no podes. Si tu bicicleta no es la más moderna, ni la más nueva, no importa. Puedes aprender a realizar las reparaciones mecánicas a tu bici y dejarla lista para rodar. En mi primer ruta usé una bicicleta que me habían regalo por que la querían descartar, estaba oxidada, los cambios no funcionaban, el asiento roto, muy sucia y descuidada. La recuperé, la puse a punto y nos fuimos.

Eso sí, tendrás que adaptar tu viaje al tipo de bici que llevarás pero no es necesario gastarse una fortuna en una nueva bicicleta con las mejores prestaciones para probar esta aventura.

Rockrider 27.5" - usada y reparada.

Si tu bici es pesada irás más lento y realizarás menos kilómetros, si es de carretera intentarás evitar los caminos de tierra, si tienes una clásica inglesa buscarás las rutas que estén pavimentadas. En mi caso realicé el viaje con una mountain bike (BTT), son un poco más pesadas y en carretera pueden ser más lentas pero como me gusta aventurarme por caminos de tierra por bosques, senderos y montañas me resultó la mejor opción. Una bicicleta del estilo Gravel podría haber sido más eficiente en la carretera y también está preparada para los senderos y caminos de tierra, pero esta opción

estaba fuera de mi presupuesto y como mencioné anteriormente: un viaje en bicicleta es adaptable a la realidad de cada uno.


Me he cruzado con viajeros con todo tipo de biciletas y sin dudas se dedicaron a disfrutar.

Animate, no te influencies por los miedos externos, no dejes que te paralicen las mil incógnitas. Pon tu bici a punto y sal a probarla, puedes empezar haciendo un viaje de 2 o 3 días para ponerte a prueba y hacer los ajustes necesarios.


No olvides las herramientas necesarias para tu bicileta.

DORMIR

¿Qué te gusta? ¿Cómo te gusta? ¿Qué presupuesto tienes?

Olvídate de los kilómetros, acá vinimos a disfrutar y perdernos en el mundo de la espontaneidad. Si eres amante del camping no tendrás problema en encontrar sitios de acampada (que suelen ser económicos). En la mayoría de estos sitios no aceptan reservas, debes llegar al camping y solicitar tu parcela lo que en temporada alta lo puede hacer un poco complicado debido a la demanda que tienen. Aquí tendrás todos los servicios, baño, cocina, electricidad, seguridad, pero recuerda que tendrás que transportar tu tienda, saco de dormir, aislante y si lo prefieres una almohada.

Si eres de los que no necesitan de muchas comodidades y eliges la acampada libre ten en cuenta que te podrían multar, busca sitios alejados y escondidos dentro de la naturaleza y procura no dormir en reservas naturales. Arma tu tienda de campaña cuando baja el sol y retírala con el amanecer. Es solo una noche y en general si te llegaran a ver solo se te advertirá (o al menos esa fue mi experiencia). Por favor, se cuidadoso con tus residuos, no dejes papeles tirados, envases, ni restos de comida, respetemos la naturaleza, cuando acampamos de forma libre debemos ser conscientes de que el medio lo cuidamos 100% nosotros. Me he topado con varios sitios donde había autocaravanas y tiendas en zonas no permitidas que desgraciadamente estaban sucios de basura generada por los visitantes. Mi padre siempre me dijo: “Debes dejar los espacios o devolver los objetos de igual o en mejor estado en que los encontraste o recibiste” En más de una ocasión me dispuse a limpiar la zona, levantando basura y residuos que no eran míos, ya que me avergonzaba ver lo sucio del sitio.


Si prefieres reducir tu equipaje y te gusta la comodidad de una cama, un hostel es para vos. Todos los sitios suelen ser muy amables con los ciclistas, te permiten guardar la bici adentro y en general tienen para lavar la ropa además de todos los servicios base. Mi recomendación si eliges esta experiencia es no reservar todos los alojamientos antes de empezar a rodar. Me he topado con ciclistas que tenían todas sus reservas hechas, con un cronograma muy ajustado y en ocasiones debido a las distancias, el clima o las distracciones del viaje se veían forzados a llegar a su próximo destino y a veces las distancias eran más largas de las que estaban dispuestos en ese día a hacer, no solo por las exigencias físicas sino porque un viaje en bicicleta está lleno de sorpresas.

Nunca sabes cuando un camino puede estar cortado, en reparación o mal estado. Tampoco puedes prever si de repente quieres disfrutar más de una noche un mismo sitio para visitar sus playas, montañas, pueblos y paisajes. Además como ciclista te puede ocurrir que de estar rodando solo, termines armando un grupo de más personas con un mismo disfrute y que te quieras adaptar a una dinámica grupal. Los mejores sitios que he visitado fueron los menos buscados en el mapa que algún noble local me recomendó o recorrí al sumarme al trayecto de otro ciclista.

También te puede pasar ser víctima de alguna incidencia como pinchazos, que se rompa el portaequipajes, ¡me ha pasado! o puedes cruzarte con algún viajero en bici que esté en aprietos y puedas ofrecerle ayuda. Entonces deja margen para los imprevistos y no quieras tener todo bajo control por que te perderías de grandes experiencias y terminarías estresado pensando solamente en llegar a tu próximo destino.



ALIMENTARSE

¿Sabías que en mi primer viaje en bicicleta me olvidé de hacer sitio para guardar la comida? Y si, no todo sale como queremos y nos podemos olvidar de las cosas más importantes. Tuve la suerte de realizar este viaje con más personas que me ayudaron con este asunto.


Tampoco debes olvidar la hidratación. Durante el viaje yo llevaba 3 lts de agua solo para mi. Re-utilizaba las botellas rellenandolas en las fuentes de los pueblos que en general escriben “agua sin garantía sanitaria” pero puedes preguntarle a la gente local y ellos sabrán informarte si el agua se puede beber. En muchas ocasiones me han dicho que era mejor el agua de la fuente que la que se compra embotellada.


Es importante alimentarse lo mejor posible dado que somos nuestro motor, necesitamos la fuerza física y mucha energía para desplazarnos, aunque no lo creas estarás realizando un viaje deportivo. Sea cual sea tu “dieta” organízate bien para hacer mínimo 3 comidas al día y que sean variadas. Si planeaste tu viaje para cocinarte en alguna garrafa o campigaz, ten en cuenta que algunos pueblos los mercados solo abren por las mañanas hasta las 14 hs y los domingos todo estará cerrado. En mi caso, llevo una dieta vegana y reducida en gluten por lo tanto cocinarme era mi mejor alternativa; mis desayunos eran avena hidratada con mantequilla de maní, alguna semilla como chía, frutos secos y frutas. Para la comida y cena variaba con diferentes legumbres, cereales y verduras. Siempre lleve algún suplemento o “super food” como lo puede ser la spirulina, levadura de cerveza, maca … etc, que los iba alternando en las diferentes comidas.


Claro está que no soy nutricionista, esta es solo la información de lo que a mi me resultó mejor a la hora de organizarme con el alimento y lo comparto por que durante todo el viaje me sentí con la energía y fuerza suficiente.

 

En un viaje en bicicleta, como en la vida, pasa de todo. Te enfrentas a situaciones diferentes diarias, el clima, caminos que no conoces, diferentes niveles de energía, cambios en los estados de ánimo, momentos de soledad, cansancio, ansias, adrenalina, frustración …

En un mismo día he pasado de levantarme con mucha energía y entusiasmo, estando lista para mis 50k y ver la bicicleta pinchada. Sacar las herramientas, arreglar la pinchadura con calma y sin lamentos. Empezar a pedalear 1 hs mas tarde de lo previsto, llegar a un sendero (que si bien lo marcaba en el mapa) estaba tupido de rosa mosqueta y arbustos. Lograr salir y seguir el camino pero que terminaba siendo de arena, los perros de un vecino salieran a atacarme, tuve que dejar la bicicleta y esperar que los perros retrocedieran. Lograr seguir adelante caminando porque era imposible pedalear en ese sendero de arena. Agotada mentalmente, no por el esfuerzo físico sino por todas las situaciones que en un mismo momento tuve que enfrentar, me vi rodeada de un bosque de pinos con caballos sueltos y me dediqué a relajar un momento.


No es una competencia. Escucha tu cuerpo.

Ese día mi objetivo eran 50k pero solo logré unos 30k y fue perfecto. No estamos corriendo una carrera, no tenemos que pasarle un resultado a nadie, ni demostrar que podemos más de lo que nosotros tenemos ganas de realizar. No importa si vas rápido o lento, si haces 10, 20 o 100 kilómetros, aquí lo importante es disfrutar y aprender de todas las experiencias. Reconocer cuando necesitamos descansar y recuperarnos o cuando estamos con más energía para pedalear más y más. Así como hubo días que pedaleaba menos de lo esperado, también existieron aquellos que pedaleaba el doble de lo que esperaba.



Mi última recomendación.

Dedícale un estiramiento a tu cuerpo. En mi caso practico yoga y todas las tardes me dedicaba por lo menos 15 minutos a relajar los músculos, al principio me costaba realizar esta rutina pero con los días adquirí el hábito y así como frenaba para comer, también me hacía el tiempo para mi práctica de yoga. No es necesario que hagas yoga, cualquier estiramiento que conozcas es perfecto para aflojar las piernas.


Quiero agradecer especialmente a todas aquellas personas que formaron parte de mi camino. Viajeros en bicicleta, amigos visitados, nuevos vínculos creados, ayudas recibidas. He sido muy afortunada en poder conectar con gente hermosa.


G R A C I A S





Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page